lunes, 2 de julio de 2007

Just another dead wrestler


Ha pasado una semana y aún no lo puedo digerir: Chris Benoit ha muerto. Pero no sólo murió, sino que se suicidó. Y lo peor de todo es que mató a su esposa Nancy y a su hijo Daniel. ¡¡¡A su hijo!!!

De verdad que ésta es de las pocas noticias ajenas a la vida propia que realmente te afectan. Que uno de tus ídolos haga algo como esto es chocante, además de ser un acto egoísta, imperdonable y realmente doloroso.

Chris Benoit fue, junto a Ray Allen, mi atleta preferido durante 2000-2002. En él veía un hombre trabajador, talentoso y aparentemente un marido y padre ejemplar. Alguien que me gustaría haber conocido alguna vez, cosa que obviamente nunca sucederá.

¿Cómo me siento con todo esto? Es una sensación similar a la que se tiene después de tener una mala experiencia con una mujer o con algún amigo que te traicionó y quieres borrarlo de tu vida por completo. Pero tanto en aquellos casos como en éste, es muy difícil olvidar. Han sido muchos años viendo la WWE y observando a este gran luchador, sin duda el mejor de estos tiempos desde un punto de vista meramente 'luchistico', para verlo terminar con su vida -y la de otros- tan infamemente.

Con Eddie Guerrero, Mr. Perfect, British Bulldog, Big Bossman y todo el resto de los luchadores que han fallecido la sensación general que queda es de pena. En este caso ni siquiera es de rabia. Es de algo que no tiene descripción pero es similar al sentirse traicionado. Un sentimiento como si Benoit no estuviese muerto sino recluido de por vida en una cárcel.

Poco importa lo que se dice del "roid rage" y los esteroides en general. Los medios estadounidenses se lanzaron en contra de la WWE tras conocerse los detalles de este caso. No es culpa de Vince McMahon lo que hizo Chris Benoit. Sólo de Chris Benoit. De hecho de todas las muertes relacionadas con la lucha quizá en ésta es la que Vince tiene menor –o ninguna- responsabilidad.

Mejor no hacerle caso a los gringos en algunas cosas ya que les gusta hacer "leña del árbol caído" y tirarle mierda a las personas o empresas que están tambaleando (léase NHL, WWE y Vince McMahon, Barry Bonds, Mel Gibson, FEMA, etc). Una cosa es reprochar a quien hace mal su labor, otra es saber cuando criticar. En Estados Unidos a veces llegan tarde a la cita o se pasan de la raya con las bromitas.(Bueno, igual me reí un poco)

Ya no seguía la lucha como antes, estaba fome y dominada por personajes sin carisma, pero si estaba haciendo zapping y me topaba con una pelea de Benoit, allí me detenía. A partir de ahora nunca más tendremos el privilegio de observarlo en nuestras pantallas. Tampoco lo quiero ver en mi Blog, por lo que no adjuntaré ninguna foto de este gran luchador. Mejor olvidar que existió, como si hubiese sido del montón...

3 comentarios:

Fabio Ríos dijo...

Quiero añadir que mi próximo post será un parelelo comparativo entre el fútbol y la NFL. Así volvemos a alegrarnos un poco...

Fleder dijo...

Ayer por FX, habían pasado una pelea de él (me parece, o quizás leí mal).

Es una cagada cuando empiezan a repartir las culpas sobre cualquiera.

Felipe dijo...

Sin duda un episodio chocante para todos los fánaticos de la WWE, en mi caso un ex fánatico.

Saludos.